Mi primera vez con Ramón Bilbao

La primera vez siempre es única. Fue hace unas semanas en Haro (La Rioja). El cielo estaba entre nubes y claros, mis manos un poco frías. El suelo de tierra mareada bajo mis deportivas hacía que me sintiera ligera. Las filas de viñedo me abrían las ramas como si fueran brazos mostrándome coquetas sus últimos racimos de uva tras la vendimia y yo, como una tonta, sonreía como si me hicieran cosquillas en el estómago cada vez que cerraba las tijeras y cortaba los granos que serán, dentro de dos años o así, parte del interior de tu botella de vino. Así empezaba mi primera vez con Ramón Bilbao.

Viñedos-Ramçon-Bilbao Vendimia Ramón Bilbao Collage

El coqueteo con la vendimia de aquel día me hizo tachar de la lista de ‘sueños por cumplir’ unas cuantas primeras veces. Recoger la uva, ver cómo es el proceso de desgranado y selección, fermentado, embotellado, almacenamiento y todo el trabajo de transformación que tiene de la viña a la mesa.

vendimia-Ramón-BilbaoBrindis Ramón Bilbao Collage comer-entre-viñedos-Ramón-BilbaoBotellas Ramón Bilbao CollageNos habíamos ganado un almuerzo de manteles blancos y vistas entre verdes y azules infinitos en los viñedos de Ramón Bilbao. La tortilla con el olor de la vid maridaba de maravilla. No era la primera vez que comía en un viñedo, ya tuve la oportunidad de hacerlo en Mallorca en un Picniquette fantástico en Porreres, pero como cada lugar es único, todas las primeras veces siempre son especiales.

botellas-Ramón-Bilbao Blogtrip-Ramón-Bilbao Bodegas-Ramón-Bilbao

El viaje comenzaba aquí y ahora. En el interior de las bodegas me esperaba una aventura virtual que sumaría unas cuantas carcajadas más a mi estómago. Me puse unas gafas de realidad virtual y despegué, convertida en uva, hacía mi destino de aquella noche. Otra primera vez que tachar de mi lista. Era una uva, estaba volando y ni me había despeinado.

el-viaje-comienza-aquí

De la cena que vino después te hablaré otro día, porque es otro vuelo por los sentidos que merece tarjeta de embarque propia. Hacemos escala aquí, te invito a que descorches una botella esta noche y vuelvas a leerme. Si quieres acompañar el trago con un bocadillo, te invito a uno con sabor a norte aquí.

¡Salud! Brindemos por las infinitas primeras veces que nos quedan por tachar.

Ahora dime, ¿cómo fue tu primera vez?

3 respuestas a “Mi primera vez con Ramón Bilbao”

  1. Qué recuerdos me traen estas tierras, como buena riojana te dire que Haro es un sitio maravilloso donde hay muchas bodegas y rincones por descubrir. Por algo es la tierra de mis papis, pues no habré pasado veranos allí pululando por la viñas.
    Un besote cuore!!!

  2. Auuupaaa ! Tenéis trabajo para temporada de vendimia,estoy interesado en trabajar

    1. uy! Pues para eso deberías ponerte en contacto con ellos directamente 🙂 Mucha suerte Oier!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s